Nosotros

Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia

La Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia (BSPI) es una institución privada sin fines de lucro fundada el 5 de Octubre de 1905 con el objetivo fundamental de procurar que disminuya la mortalidad infantil y mejorar la calidad de vida de niños vulnerables y en alto riesgo. Actualmente esta institución está enfocada en cuatro campos de servicio:

Nuestros Valores

Compromiso

Somos conscientes de la importancia de nuestro accionar sobre la sociedad y trabajamos permanentemente para cumplir nuestra misión.

Mejora Continua

Búsqueda constante de perfeccionar nuestros procesos y actividades con la finalidad de satisfacer los requerimientos y necesidades de todos los interesados.

Respeto

Promovemos la dignidad humana valorando los derechos, condición y circunstancias de las personas y ambiente

Responsabilidad

Aportamos lo mejor de cada uno para ejercer debidamente nuestras funciones y asumir la consecuencia de nuestras acciones.

Ética y transparencia

Procurar profesionalismo y honestidad. La rendición de cuentas.

Trabajo en equipo

Juntos podemos hacer grandes cosas. Forjamos alianzas para alcanzar las metas, resolver conflictos, mejorar procesos y trabajar por el bienestar colectivo.

Historia

  • Hospital León Becerra

    1905

  • U.E. San José Buen Pastor
  • Hogar Inés Chambers
  • Hospital León Becerra
  • Hospital León Becerra

    1930

  • Hospital León Becerra

    2007

  • Hospital León Becerra

    2011

  • Hospital León Becerra

    2017

Empieza la trayectoria de la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia, cuando un grupo de caballeros guayaquileños, entre ellos Dr. León Becerra, Dr. Luis Felipe Borja, Sr. Alberto Reina y el Dr. José María Estrada Coello, mentalizaron la creación de una institución que sirviera a los niños en situación de vulnerabilidad.

El 5 de Octubre de 1905, en los salones de la Sociedad Italiana Garibaldi, la idea mentalizada cobra vida y se denomina SOCIEDAD PROTECTORA DE LA INFANCIA, una institución de beneficencia privada fundada “con lo objeto de procurar disminuya la mortalidad actual de niños, haciéndose más fácil e higiénica su crianza”.

Se reconoce como Socios Fundadores a los doctores César Borja Lavayen, León Becerra Camacho, Juan Cueva García, Francisco de P. Avilés Zerda, Alejandro Villamar, Samuel Mora Martínez, Carlos García Drouet y Don Homero Morla.

Gracias a una generosa donación de Doña Mercedes Flor de Morla, empieza a funcionar el Dispensario Médico “Darío Morla”. A esta importante donación, siguió la contribución de cien sucres mensuales de parte del I. Consejo Cantonal, lo que permitió continuar con tan valiosa labor.

Durante la presidencia del Sr. Dr. León Becerra Camacho se da forma a la idea y se impulsa la transformación del Dispensario Mídico en un Hospital que fuera capaz de mitigar el vacóo existente en la ciudad.

El 10 de Octubre de 1928, la Sociedad Protectora de la Infancia, inaugura el Hospital de Niños “León Becerra” en memoria y homenaje de su socio fundador e ilustre galeno, sin embargo la estructura no duró mucho. Años después el Sr. Emilio Estrada, en calidad de presidente institucional, inicia el primer bloque del hospital, con estructura de cemento armado.

El Consulado de los Estados Unidos de América, por su parte y de manera espontánea, realizó una importante donación, suficiente para crear un pequeño pabellón hospitalario, y no es hasta la administración del Sr. Emilio Estrada Ycaza, que se finalizó la construcción del Hospital de Niños “León Becerra”.

El 10 de Octubre de 1928, la Sociedad Protectora de la Infancia, inaugura el Hospital de Niños “León Becerra” en memoria y homenaje de su socio fundador e ilustre galeno, sin embargo la estructura no duró mucho. Años después el Sr. Emilio Estrada, en calidad de presidente institucional, inicia el primer bloque del hospital, con estructura de cemento armado.

En honor de la señorita Inés Chambers Vivero quien donó, en 1925, la Hda. La Chala a la Sociedad Protectora de la Infancia, se construyó el Hogar “Inés Chambers”, lugar que seréa casa de acogida de niños pobres de ambos sexos que se encontraban en situación de orfandad y abandono.

La Sociedad Protectora de la Infancia con el objetivo de dar servicio a la niñez de escasos recursos económicos quiso ampliar sus actividades de ayuda a la comunidad y es así como emprende una labor educativa y crea la que ahora es la Unidad Educativa San José Buen Pastor.

En 1979, por una acción política, las propiedades de la Sociedad Protectora de la Infancia fueron expropiadas sin rédito alguno, sumergiendo a la institución en una crisis financiera que duraría tres décadas.

En 2005 la Sociedad Protectora de la Infancia celebró sus 100 años de labor social, y es condecorada por el Congreso Nacional y la M.I. Municipalidad de Guayaquil, convirtiéndose en Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia.

El 2011 fue un año muy importante para la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia. En este añose posesiona la nueva directiva, que con rígidas estrategias de rehabilitación estabilizan la situación de esta noble institución.

Mediante la gestión del Presidente institucional Dr. H.C. Ricardo Koenig y del Inspector General Dr. Néstor Gomez, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) envía a 5 expertos internacionales (Colombia, México, Estados Unidos, Chile y España) a evaluar y diagnosticar la situación del Hospital León Becerra de Guayaquil Lo que parecía un panorama imposible de conseguir, se alcanzó en 8 meses gracias al arduo esfuerzo de los que hoy conforman la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia.